Jamón Ibérico

Manuel Ambres e Hijos, S.L.

Somos una empresa familiar, que durante más de 30 años ha producido y comercializado productos ibéricos. En el año 2010, tomamos la decisión de dar un salto importante en nuestro proyecto, lanzar nuestra propia marca ESENCIA PURA.

   
         

El jamón ibérico  es “un bocado propio de bienaventurados”. Ya lo dijo en su día el escritor gallego, Premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela. Y es que es, este producto de textura, sabor y aroma inconfundibles, un manjar que se goza con varios sentidos. No solo el gusto, sino también el olfato y la vista.

Degustar un delicioso jamón ibérico  de calidad y garantía de la mejor elaboración, no solamente proporciona un sabor exquisito a las papilas gustativas, sino que aporta 5 importantes beneficios para la salud, que lo hacen, si cabe, aún más apetitoso.

Mejora los niveles de colesterol

El jamón ibérico  reduce la tasa de colesterol peligroso para el organismo, porque sus grasas tienen más de un 55% de ácido oléico. Su efecto beneficioso sobre la salud es parecido a otro producto muy conocido por su alto valor nutricional, el aceite de oliva virgen extra. Ambos productos están indicados para toda dieta saludable, sobre todo la típica mediterránea.

Beneficia el sistema nervioso y el funcionamiento cerebral

El jamón ibérico  mejora el funcionamiento del sistema nervioso y la capacidad de las funciones cerebrales. La explosión de sabores en el paladar y los aromas de este producto culinario de primera calidad, se traducen en una mejora del estado ánimo, gracias a la producción de endorfinas, y reducción de los niveles de ansiedad y depresión, debido a la ingesta de vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico.

Aporta proteínas.

Una dieta rica en proteínas fortalece el sistema inmunológico, repara lesiones de órganos y músculos, y da vigor a las uñas, pelo y huesos. Gran parte de la energía diaria que consume nuestro cuerpo proviene de estas moléculas, presentes en gran cantidad en el jamón ibérico . Este alimento sacia y ayuda a llevar dietas bajas en calorías, siempre que se modere el consumo de productos ricos en hidratos de carbono, como el pan, como acompañamiento.

Mejora la salud cardiovascular

Consumir 50 gramos de jamón ibérico  durante seis semanas mejora el estado del endotelio, el tejido que recubre las arterias. Esto se traduce en una mejoría de la salud cardiovascular, de los índices de presión sanguínea y de coagulación. Y evita la inflamación de dicho tejido, contribuyendo a evitar muchas enfermedades cardiovasculares.

Ralentiza el envejecimiento

Cuando se consume jamón ibérico  se ralentiza el proceso de envejecimiento gracias al aporte al organismo de vitamina E, un poderoso antioxidante, que protege al cuerpo de agentes tóxicos. También aporta minerales como el cobre, lo que fortalece la estructura ósea y cartilaginosa.
Más sabor, más salud

Los grandes beneficios que supone para la salud la ingesta de jamón ibérico  no residen solo en la raza de los cerdos, sino en su correcta alimentación a base de bellotas y hierba. Esto le convierte en un apetitoso alimento, que además ayuda a mantener el peso adecuado con una amplia lista de ventajas para la salud y el disfrute gastronómico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse el botón Aceptar para dar su consentimiento a la aceptación de nuestra política de cookies, en caso contrario no se cargarán.